miércoles, 13 de diciembre de 2006

El tunel del amor..

'Storia della mia vita'

Siempre quise visitar el túnel del amorde Cuervolandia. No me juzguen enfermizo y solitario por el hecho de ir solo a una atracción de parejas, lo hago a propósito por que me da una visión más lúcida de los comportamientos humanos y porque creo que es un lugar que invita a una profunda reflexión.

Espero unos dieciocho minutos en una cola entre las parejas que esperan con más ansia que yo con sus cuervofichas marrones el entrar en las cuerbarquitas del amor unos receptáculos color beis con asientos grises en cuya parte trasera lucen unas esculturas de polietileno de dos cuervos arrullándose amorosos cuyo conjunto presenta una forma parecida a un corazón.

La barra mecánica de seguridad, ni aprieta ni está floja. es bajada por un operario melenudo, de aspecto un tanto patibulario, que subido con acrobática agilidad a un lado de las cuerbarquitas, desposee a los tórtolos que en ella viajan de sus respectivas cuervofichas con un movimiento rápido y preciso de sus largos dedos rematados en uñas blanquecinas y sin medialuna que brotan cuan sarmientos de sus manos tatuadas, al tiempo que exclama fichasss.

La cuerbarquita da un pequeño salto al arrancar y circula a una velocidad moderada por unos raíles traqueteando suavemente hacia las puertas que se abren al pasar por un cuervo autómata vestido con chistera y traje rojo que será el anfitrión de todo el resto de la visita con su inconfundible sincronía al mover las alas y el pico abriendo y cerrando sus ojillos mientras grazna un Creck creck creck seco y metálico. Al entrar se oyen unos grititos y unos chirridos ¿risas tal vez?.

La travesía dura más o menos diez minutos dentro en el túnel y hace calor, no como para quitarse el jersey pero tampoco como para estar cómodo con el,la iluminación es parpadeante y rojiza, en la decoración abundan los cuervos y los corazones y está todo rodeado por humo de hielo seco. Suena una musiquilla ambiente de órgano y violines un tanto enlatada interpretada por una orquesta de cuervos autómatas y a veces pasas al lado de una bandejita en la que puedes hacerte con unas viseritas y cosas de comer como unos roscos de vino con sirope de arce todo se antoja cómodo para aproximarte a tu pareja si la tienes e intentar un tímido beso ora en la fuente de agua roja que surge de un corazón de metalcrilato llevado en el pico por dos cuervos de plástico imitando mármol, ora en la estátua gigante de cupido de clara influencia helenística también en plástico imitando marmol.

El cuervo de traje rojo está en todas las puertas y las abre con su habitual sincronía creck creck creck. Justo al final del túnel te pasan un cortometraje de animación hecho en el este de europa en el que una pareja de cuervos de plastilina se enamoran y deciden formar una familia previo paso por el cuervoaltar.

Las parejas salen del túnel más unidas que nunca, dándose piquitos y cogidos de la mano, algunos aprovechan para casarse en la cuervocapilla, yo en cambio salgo pensativo y taciturno, ¿por qué el túnel no me ha transformado a mi también?, ¿Acaso no tengo derecho a amar?,¿dónde se hallará mi media naranja? mientras pienso esto observo al siguiente viajero en las barquitas del amor, es una joven morena vestida de gris, con los labios muy rojos y entra ...sola.

Visite nuestro cuervocasino. Cuervo, cuervo, cuervo....Landia, landia, ...landia
Cuervolandia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sírvase expresar aquí su graznido: