martes, 9 de noviembre de 2010

Halloween en Cuervolandia (Una pequeña historia de terror)




¿Sabéis lo que me ha
dado mi novia?


-TI-tu-TU-ti-TUTUTU- tutu-TI tu ta (Lease esta frase en voz alta y con entonación telefónica)


-Clonk---Baby---Don´t forget my number---Paprapra Papapra Baby--- Love´s stronger than thunder. (Léanse las frases en cursiva en voz alta cantando el tema de Milli Vanilli Don´t forget my number, esto vale para todas las letras en cursiva que aparezcan a lo largo del texto, que no lo tengamos que repetir hombre ya!)


SHHHHXSDa#Venidos a Cuervolandia adquiera cuervoviseras por sólo 17 cuervofichas marrones.(Léase esta última frase con voz enlatada pero poco motivada, como tristona, en adelante Voz1)!!! Tata, Tata…Baby don´t forget my number…


-Clonk Cesa la música de repente y tras medio segundo de silencio absoluto se oye otro Clonk ¡!!Venidos a Cuervolandia ¿Qué desea? (léase con voz enlatada, pero esta vez suena susurrante como si la dijese la serpiente del libro de la selva, (en adelante Voz 2)



-¡Estoy harto de Cuervolandia!, No disfruto en sus atracciones, los cuervoñigos no saben a nada y el Sirope de arce es demasiado empalagoso. Además la chica del monociclo casi nos mata, nuestros vecinos en el cuervohotel, los de la suite Sueños Bávaros, no paraban de hacer ruidos obscenos, siempre te dan un número par de cuervofichas y todos los precios son impares, de modo que al final te sobran o te faltan fichas…. Y para colmo, las cuervoviseras pinchan y se les suelta la goma cada dos por tres…. Esto es un escándalo…. Y..

-Clonk! Si su consulta es por las cuervoviseras pulse 1, si es por los cuervoñigos o el sirope pulse 2, si es por las cuervofichas mantenga pulsados los dos anteriores, cuente hasta cinco, de un salto hacia delante y pulse un número primo mayor que siete. Si es por todo lo anterior y más, haga el pino y diga Ula Ula.


-Ula Ula (dígase haciendo el pino)

-Baby dont forget my number (Voz enlatada1) Manténgase a la espera, enseguida le atiende un operador- Papra papapapra bei-CLONK- Buenos días, le atiende Jaquelynn, en qué puedo servirle…


-¿Puedo dejar de hacer el pino? (dígase con voz exhausta)


-No se retire.... Papra papra papra Baby don´t forget my number…


Tres minutos más tarde...

Sí, puede dejar de hacerlo cuando quiera, encantados de haberle atendido, muchas gracias CLONK


(Voz enlatada1) No se retire todavía, queremos hacerle una encuesta para evaluar nuestro servicio de atención al cliente.

¿Le hemos satisfecho su consulta? Valore de 0 a 100, siendo 100 completamente satisfecho y cero bastante satisfecho.


-Aaaargh, AAAAAAAAAAAAAAAAArg

-Por favor , no he entendido su respuesta.


-AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAArgh


-Por favor, diga un número de 0 a 100


(Sollozo) 100, 100, Me encanta Cuervolandia (lloro desquiciado), adoro los cuervoñigos, ¡viva! (llorando) Viva, Viva. Shhhh#######


-Tuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu


FIN


“Chucrut, Chucrut, siempre vuelves a mí”


Verso 24 del Poema del mismo título del libro de Paco el Arlequín “Los repollos también tienen corazón”. Ediciones dominó.

4 comentarios:

  1. Amigoimaginario10/11/10 11:30 p. m.

    Corazón de melón,corazón de fresa... qué gran verdad dijo Paco el Arlequín al reconocer los sentimientos de las coles. Cuando noten que los grelos les repiten... no dudemos, están mandándonos mensajes para que su esencia permanezca en nuestro recuerdo.

    Ciertamente espeluznante el relato... ¿a quién no le acojona, literalmente hablando, un teleoperador vengativo? o peor aún... como recién salido de una película futurista: un centro electrónico de recepción de llamadas. Un ciborg, una máquina perversa programada para, con pretendidas voces angelicales, hacer de la atención al cliente un reinado de terror. ¿Sobreviviremos?

    ResponderEliminar
  2. Me parece terrorífico que las calabazas hablen con tanta soltura. Ug rag eg rann plaf pluff!

    ResponderEliminar
  3. Mogutu momomojado, de profesión pasante12/11/10 6:22 p. m.

    Los desastres naturales, los quebrantos económicos, las enfermedades, las riñas por el mando a distancia y, ahora también, los sufrimientos de la conversación telefónica con la Tyrrel Corporation, Omni Consumer Products o Willeford Home Appliances de turno.

    ¿Sabían que hay sólo 9 personas diseñando los flujogramas que han de seguir en su trabajo todos los teleoperadores de España?

    No lo duden: si no nos ha pasado, nos pasará; y como todo en esta vida, uno no sabe realmente cómo lo pasa hasta que le pasa.

    ResponderEliminar
  4. Cuervolandiaaaaa:

    Queridos amigos bienvenidos a esta nueva sección de microrrelatos de terror de Cuervolandia. Veo complacido que se ha cumplido el fin de estos relatos que es crear la desazón en los pacíficos corazones del ciudadano bienpensante. De todos modos la gerencia está confusa porque creemos que no han captado el verdadero mensaje de terror de esta historia.

    Amigo imaginario lo enfoca a una futura sociedad robótica que puede controlar el futuro de la humanidad. Efectivamente eso asusta pero ya es el presente real que vivimos y a nadie le asusta la vida en sí. Aún así agradecemos su inocencia, siga asi.

    Interruptor asocia el mensaje de horripilancia a la idea de una calabaza parlante y locuaz, pero lamentablemente eso también forma parte de lo cotidiano grácias a los alimentos transgénicos que pueblan nuestras grandes superficies comerciales.

    Por último nuestro amigo Mogutu momomojado de profesión pasante, encuentra terrorífica la idea de un mundo gobernado por una minioligarquía de mentes perversas que controlan la tecnología. Repetimos, esas cosas ya no asustan porque están pasando en la realidad que vivimos, lo realmente terrible de este relato es que exista una persona a la que no le guste Cuervolandia, ni siquiera las cuervoviseras....Reflexionen sobre ello y tiemblen, tiemblen....

    Cuervo, cuervo, cuervoooooo.....

    ResponderEliminar

Sírvase expresar aquí su graznido: