miércoles, 30 de abril de 2008

215 "Sueños Bávaros"


'Los placeres de la castidad'


'AEG (Amor en Ganimedes)'


Cuervolandiaaaaaaaaaaaa!!!!!!!


En el cuarto de baño de la habitación 215 "Sueños Bávaros" del pasillo oeste del piso tercero del cuervohotel de Cuervolandia hay un lavabo, blanco, de Bellavista, con dos jaboncillos de La Toja, pequeños, en cuya envoltura se retrata una escena flamenca, un retrete precintado, una papelerita con tapa y pedal, dos vasos, uno de ellos con un cepillo de dientes usado, un colgador con dos toallas, demasiado finas para secar y demasiado pequeñas para cubrirse, el alicatado es beis y marrón a juego con el mobiliario y, escoltado por dos apliques, hay un espejo pequeño donde un hombre me mira sin verme.

El hombre del espejo está absorto, cansado, su rostro es inescrutable, quizá esté aún parado recordando el tacto de aquella piel sedosa e inmarcesible, el sabor de aquellos labios como cerezas picotas, el olor de su pelo como a jacintos silvestres, y el sonido de sus jadeos y gritos contenidos en toda la batalla sexual librada hace un minuto en el cuarto contiguo.

El hombre del espejo se tocó los arañazos aún recientes, no le dolían, ni siquiera le molestaban, intenta recordar cómo empezó todo, cómo llegó ella a su habitación, cómo le miró a los ojos y le dijo:

-No te estaba buscando, pero te encontré, ¿quieres que me vaya?

No hubo más que hablar, se besaron, se abrazaron, el abrigo gris acabó en los cuernos del alce que presidía la falsa chimenea que ocultaba un radiador de aceite, la ropa interior de ambos acabó esparcida por el suelo de moqueta marrón, tal fue la pasión desatada que casi tiran el cuadro de la caza del ciervo en paisajes alpinos que presidía la estancia y se encontraba sobre el lecho. En toda la noche no hubo un minuto de tregua, tal era la pasión del encuentro que no se dieron cuenta de que el día había llegado y al cantar la alondra ella lo miró fijamente y le dijo:

-Esto ha sido lo que ha sido, entre tú y yo no hay nada y esta noche no ha sucedido.

Lo volvió a besar. Él le dijo:

- ¿Y qué hago yo ahora?

-Piensa que ha sido un sueño -contestó ella.

Acto seguido, se vistió y se fue.

El hombre del espejo se secó las lágrimas de su mirada vacía, se dio cuenta de que había perdido y entró en la ducha. Entre el ruido del agua al caer en plafón sintético se pudo oír.... ¿Y qué hago yo ahora?......



"Es necesario ser cuidadoso al comer bombillas, las de wolframio son más sanas porque tienen muchos minerales, en cambio las de neón suelen dar gases......"
V
alentín Schlinder Pashnavi. "Memorias de un fakir".

10 comentarios:

  1. Creo que Virginia esta dejando demasiada tara en cuervolandia...

    ResponderEliminar
  2. Con esta atmósfera tan caliente, esta vez no me ha hecho falta calentar el maíz en el microondas... Ha sido entrar en Cuervolandia y empezar a salir disparadas por toda la habitación.

    Cuando este blog hace pop ya no hay stop.

    ResponderEliminar
  3. Muy bien escrito y preciosas fotos de acompañamiento.

    ResponderEliminar
  4. Opino que porque una persona te diga que aqui no ha pasado nada, que todo ha sido un sueño, eso no significa que no te ame o desee...Sino que es incapaz de asumir tanta pasión...
    Y no me extraña.
    Saludos y a seguir tan bonitos.

    ResponderEliminar
  5. El consejo de la bombilla me parecio genial. Es que si lo confirma el diario de Cuervolandia es porque es cierto.

    Realmente toda una alegría regresar por sus territorios.

    Un fuerte abrazo.

    Maya

    La escena, estupenda y ese ingreso a la ducha, magistral!

    Qué hacemos ahora?????

    Saludos a Los gerentes...Cuervolandia existe en mi corazón!!!!

    ResponderEliminar
  6. amigoimaginario19/5/08 2:11 a. m.

    Siempre sospeché que ella era de ese tipo de personas,... pero aún así fui tras sus pasos como a una hoja arrastrada por el viento.

    Y no pude evitarlo: el sirope de arce, pese a ser dulce, empalaga; pero ¿qué cosa fuera la maza sin cantera?

    ResponderEliminar
  7. Me gusta la descripción que compones con el recuerdo de alientos y suspiros impregnados de la esencia de la ninfa.

    ResponderEliminar
  8. Por donde andan mis gerentes amigos? En un directorio interminable?

    Se les extraña mucho!!!

    Besos,

    Maya

    ResponderEliminar
  9. Estimados clientes:

    Una vez más es un honor para la gerencia contar con su visión siempre cómplice y constructiva de nuestro singular parque temático.

    Sus opiniones nos hacen mejores post tras post y además vemos que nos son fieles a pesar de nuestras tardanzas y múltiples imperfecciones.

    A bonicadeltó,le hemos de decir que este post no ha sido influenciado por ninguna persona en concreto,las influencias de esa tal Virginia que nos atribuye son sin duda mera coincidencia, no obstante, si usted conoce a Virginia y nos la presenta quizá podamos contratarla....

    A palomitera, gran amiga y asidua de nuestro blog le hemos de decir que más que el calor que desprende el relato lo que hace subir la temperatura de sus palomitas es el calor del afecto que le profesamos desde la gerencia, gracias una vez más por estar ahí.

    A interruptor, nuevo en este blog,le hemos de decir que nos alegra que se haya metido en la historia e intente justificar a la mujer del abrigo gris, la mujer en gris tiene sus motivaciones, sólo que aún no las sabemos... Bienvenid@ a nuestro parque y esperamos seguir contando con sus opiniones en sucesivos posts.

    Extiéndase la bienvenida al amigo escriba,cuyo interesantísimo blog recomendamos en nuestros enlaces,le recomendamos que se acomode en nuestras instalaciones y que como indica el relato, los mayores placeres de la vida a veces vienen envueltos en un abrigo gris...

    A anónimo no se si es nuev@ o no, en todo caso grácias una vez más por su apoyo.

    Por último, nuestra querida Maya,a usted no le doy la bienvenida, porque quién está en su casa no necesita ser recibido. Ya sabe la devoción que le tenemos en nuestro parque y junto con Diáfana y nuestra mejor amiga ha estado con nosotros casi desde el principio, y son casi ya parte de nuestra familia, sus ausencias se notan, sus presencias se celebran y sus comentarios siempre nos halagan y ruborizan, pero hemos de advertir que por favor no ponga en práctica los consejos de nuestro fakir Schlinder Pashnavi,estos consejos son sólo para profesionales del dolor.Nos encanta que le haya gustado el relato y aunque no sé lo que haremos ahora, sabiendo que vds. nos leen no nos da miedo afrontar lo que sea.

    Por otra parte amigoimaginario hemos de decir que no es usted el único al que fascina la mujer del abrigo gris, hay algo fatal en ella que es poderosamente atractivo, podremos negarnos a sucumbir pero seríamos un testaferro del traidor de los aplausos, un torbellino de carne con madera....

    Gracias una vez más por visitarnos próximamente más relatos, no se olviden sacarse una foto con la chica del monociclo... si la alcanzan.

    Gritemos:

    Cuervolandiaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  10. ¿Por qué llora? ¿Es que le supo a poco toda una noche sin tregua?
    Joder que aguante tiene algunos

    ResponderEliminar

Sírvase expresar aquí su graznido: